Piscinas para perros

Frente a un calor excesivo en épocas de verano la mejor forma de aliviar la fatiga de tu perro es a través de un baño en la piscina, donde pueda además divertirse. Sin importar si tu perro es de raza grande o pequeña, puedes comprar una piscina para perro que se ajuste a tus necesidades. En diversos materiales resistentes, colores atractivos y modelos que se ajustan a tus necesidades podrás encontrar piscinas para perros en oferta. Veamos algunos de los principales modelos y toda la información que necesitas para elegir la piscina perfecta.

Piscinas en plástico duro

En muchos lugares no aceptan perros como acompañantes, lo que disminuyen las opciones de llevar contigo a tu perro a una tarde de paseo. En este caso es mejor comprar una piscina para tu hogar y así disfrutar de ella las veces que desees y cuando lo desees.

Existen muchas ofertas de piscinas para perros variadas que podrás adquirir. La piscina tiene efectos recreativos y ayudan a mantenerse saludable a través del ejercicio físico.

Piscinas para perros rígidas

Existen muchos modelos y marcas de piscinas que están fabricada en materiales resistentes y duraderos. Algunos poseen formas originales en las que hace más divertido ver a nuestro perro disfrutando del agua.

Otras, por su parte, poseen forma muy similar a la piscina de un niño, aunque sea pensada en la mascota, fabricada con materiales resistentes, evitando daños por sus garras o peleas con otros animales. Se adaptan muy bien a espacios reducidos, pudiendo almacenarla sin problema.

Piscinas para perros plegables

Las piscinas plegables para perros llaman la atención por la facilidad de guardarla cuando no se están utilizando. No ocupan mucho espacio, al plegarla quedará como un bolso de mano. Su instalación tampoco es complicada y se adapta muy bien si tu hogar tiene un jardín pequeño o poco espacio dentro de tu hogar donde colocar la piscina.

Existen otras piscinas plegables de mayor tamaño que pueden utilizar junto con la familia. Imagínate a tus hijos dentro de la piscina jugando con el perro. Es muy útil, pudiendo aprovecharla entre todos. Las piscinas inflables o plegables resisten la presión que les causan las garras del perro.

Piscinas para perros pequeños

Es importante recordarte que los perros tienen formas muy limitadas de transpirar y su método para refrescarse ocurre cuando saca la lengua. Si un perro, normalmente le cuesta zafarse del calor, imagínense durante las altas temperaturas de verano.

Las piscinas para perros son muy efectivas para disipar ese calor extremo que incluso podría afectar su salud. A veces podrás llevarlo a espacios públicos, pero estos son muy limitados. Desde restricciones de horarios, capacidad de recibir cierta cantidad de visitantes, costos de hacer uso de las instalaciones, entre otras, que de tener una piscina en tu casa no sufrirías. Con poco dinero podrás adquirir una piscina para perros barata, dependiendo la raza variarán las dimensiones.

En caso que tengas perros pequeños, consulta a tu veterinario de confianza para saber si a esa raza determinada les gusta el agua. Luego procedes a escoger las dimensiones, siempre cuidando la profundidad. Existen piscinas para perros pequeños de 20, 40 o 60cm de profundidad, lo suficiente para que disfruten y se refresquen con seguridad.

Las piscinas para perros grandes si es obvio que deben ser de mayores dimensiones, siendo común las piscinas de al menos 60cm (0,60m) de profundidad.

Artículos de piscina para tu perro

Muchos accesorios podrían ayudar a tu perro a estar más seguro o también sirven para motivar a aquellos que no se acostumbren o le tengan miedo a estar en la piscina.

Salvavidas o flotadores. Este accesorio puede darle comodidad a tu perro, como también dar una siesta sobre el agua. Para perros pequeños, los salvavidas dan la tranquilidad que tu perro no se ahogará, estando así más seguro.

Rampa de piscina. Una rampa sobre piscinas grandes es vital para que tu perro encuentre una salida, por sí mismo, si llega a tener una emergencia dentro del agua.

Precauciones en las piscinas estanques para perros

Generalmente en los perros pequeños debemos poner mayor atención, estos son más débiles y pueden sufrir accidentes en la piscina. Veamos algunas recomendaciones generales:

  1. Nunca pierdas la atención del perro.Sobre todo, si tu perro apenas aprende a nadar, no lo pierdas de vista. Si es más experimentado si pudieras estar más tranquilo.
  2. Mantén hidratado a tu perro. Casi siempre estará en actividad física intensa y el agua no debe faltarle. Si es travieso, es probable que tome agua directamente de la piscina, aunque no debería hacerlo.
  3. Evita un shock por cambio de temperatura. Un cambio brusco de temperatura pudiera causarle un shock a nuestro can. Cuida que el agua se encuentre a temperatura ambiente y tu perro no haya hecho antes gran actividad física. De ser así, logra que se relaje un momento antes de entrar a la piscina.
  4. Cuida de su temperamento. En ocasiones pueden estar otros perros invitados a la piscina y aunque sean educados pueden terminar peleándose. Evita que se hagan daño si llegasen a pelear entre algunos de ellos.
  5. Una temperatura adecuada del agua. La piscina, tal como si fuese su primera vez, debe encontrarse con una temperatura templada del agua. Un perro que pase un poco de tiempo dentro de una piscina puede terminar resfriado.

En busca de libertad y diversión, los perros necesitan de tiempo para jugar junto a sus dueños. Un momento de piscina para refrescarse y liberar estrés es propicio ante un agobiante calor. Una piscina en tu hogar te permitirá hasta asearlo en ella para no hacerlo más difícil para el animal

El calor, debido a las altas temperaturas de verano, le afecta mucho a tu perro, más de lo que piensas. La piscina es una de las pocas protecciones que tenemos a nuestro alcance.

Si piensas ahorrar dinero, busca en nuestra tienda piscinas para perro baratas o piscinas para perros en ofertas. De seguro encontrarás la piscina adecuada para ti y tu fiel mascota.


Otras cosas de perros:

5/5 (1 Review)